Finanzas

Si no puedes con tus emociones, nunca vas a poder con tu dinero

Si no puedes con tus emociones, nunca vas a poder con tu dinero.

Con frecuencia la mayoría de las personas con problemas financieros señalan que no ahorran porque no les alcanza. La gente se expresa en los siguientes términos:

  • ¡gano una miseria y todavía quieren que ahorre!
  • ¡Con las justas me alcanza para comer y voy a estar ahorrando!
  • Una mujer fue más directa: lo que gano me falta, ¿y quieres que ahorre?

Señores, la gente suele ponerse a sí misma una serie de excusas para no ahorrar.

En el fondo, esa es una mentira que ellos se cuentan a sí mismos. Tienen un enfoque equivocado: Creen que el ahorro es el acto de reunir lo que les sobra. En el libro El Hombre Más Rico de Babilonia se ofrece un consejo muy valioso: “Registre y examine cada uno de sus gastos y se dará cuenta que tiene pequeñas fugas de dinero. Muchos de los que creemos gastos necesarios no son más que meros deseos que podemos evitar.” La verdad de las cosas es que muchas veces compramos cosas que no necesitamos. Nos damos “gustitos” y no tratamos con respeto las monedas.  Menospreciamos las pequeñas cantidades. La gente suele decir: “Con esto no hago nada.” “Me voy a dar un gustito.” “es una pequeña moneda que a nadie empobrece, ni enriquece.” Básicamente, lo que propone El Hombre más Rico de Babilonia es lo siguiente:

“Examina tus gastos y observa que muchos de esos que llamas gastos necesarios son deseos superfluos.” Así que, si usted quiere mejorar, siga estos pasos:

#1 Crea que puede ahorrar.

Todo parte por la voluntad y la creencia de que sí se puede. El ahorro no es un acto económico, sino un estilo de vida. Los ricos ahorran…el ahorro es la base de la riqueza porque te permite generar capital.  Siempre se puede ahorrar, es cuestión de usar la inteligencia. Le llamamos inteligencia a la capacidad que tenemos para resolver problemas. Pero empiece por el dinero que ahora gana porque, como dice una vieja frase, si quiere hacerse rico “cuide del dinero pequeño que el dinero grande se cuida solo.” Una moneda sola no hace mucho, pero muchas monedas reunidas pueden hacer la diferencia. Por eso el consejo es: defina sus prioridades. Si quiere mejorar en sus finanzas, primero aprenda la diferencia entre LO IMPORTANTE y lo que no es importante, así podrá usar su dinero con inteligencia.  Deshágase de las vanidades y de los gastos superfluos. Póngase esa consigna: sí se puede ahorrar. Cuando hay prioridades, el dinero alcanza.

#2 Lleve un registro. Las grandes empresas suelen llevar registros en el que anotan cada uno de sus ingresos y egresos. Lo curioso es que esa práctica también es muy habitual en el plano personal de los millonarios, quienes suelen anotar el destino de cada moneda. En cambio, la gente pobre nunca anota nada. Apenas saben cuánto ganan a fin de mes, pero no cómo lo gastan. Haga presupuestos y respételos. Para eso se requiere disciplina. Si usted no se domina a sí mismo, usted nunca va a progresar.

Foto de portada: Maklay62 en Pixabay

Previous post

El ahorro y la inversión son la base de la riqueza

Next post

No puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Debes respetar su proceso.

Mundo de Millonarios