Actualidad

Hombre encuentra cheques por 2 millones de pesos, los devuelve y le regalan una pala

Cuando hemos sido criados con valores morales y éticos desde el inicio de nuestra formación, nos convertimos en personas de bien, que no solo piensan en sus beneficios, sino también, le importan los demás.

Encontrar gente así hoy en día es muy difícil, sin embargo, la historia que contaremos a continuación, nos devolverá nuevamente la esperanza y nos hará reflexionar sobre los valores.

Devuelve 2 millones de pesos y le regalan una pala.

Un hombre encontró dos millones de pesos en cheques el lunes, los devolvió y, como recompensa, la compañía le dio una pala.

Luis Spahn encontró la documentación en la Ruta 70 en una rotonda a la altura de Esperanza, cuando conducía en su vehículo a la ciudad de Santa Fe, informó el portal local Rafaela News.

Como dijo, vio “un montón de cheques”, algunos de los cuales eran al portador, por un valor de 2, 170,000 pesos. Al llegar a la capital provincial, los revisó y, como todos estaban respaldados por la misma compañía, los llamó para informarles que los había encontrado.

Este hombre de nacionalidad argentina, encontró dos millones de pesos en cheques, los cuales luego de devolver, recibió como recompensa una pala.

“Me puse en contacto con la compañía, la cual se dedica a la venta de herramientas y les dije que los iba a dejar, y así fue”, dijo Spahn en diálogo con el canal de noticias TN. Según él, “los cheques se los dieron a un agente de la compañía y él los perdió”, dijo.

El hombre dijo que ha sido un subcontratista de telecomunicaciones durante muchos años, pero que está a punto de perder su trabajo debido a una mudanza comercial. “Soy el único técnico de última milla que hay aquí, de los grandes clientes”, se promocionó ante la cámara. Además, reconoció que “tener más trabajo sería su mayor recompensa”.

Una recompensa que no compensa.

Cuando este hombre devolvió los cheques, la compañía lo recompensó regalándole una pala. “Sé que hay muchas personas enojadas con la compañía por eso, pero yo no”, dijo. “Traje los cheques de buena fe y no esperaba nada. Se sorprendieron y me dijeron si quería alguna herramienta. Les dije no y una de las chicas pidió traer algo y aparecieron con una pala. ¿Qué sé yo? …”, dijo Spahn.

“Sabía que esto se iba a generar, porque la morbilidad es más pesada que las buenas acciones”, dijo Spahn. Además, dijo que no tiene jardín o lugar para usar la herramienta. “No tengo un pedacito de tierra. Tengo que colgar la pala porque me causa un problema. Es peor que un perro malo aquí en casa”, bromeó al culminar la entrevista.

Previous post

50% de los universitarios mexicanos trabaja en algo que no estudió

Next post

Don Abel no tenía clientes en su puesto de hot dogs y así lo ayudaron

Carlos Lancot

Carlos Lancot