Desarrollo personal

El liderazgo es el arte de servir

El liderazgo, es siempre, SERVICIO.

Sobre el liderazgo se ha escrito mucho. Se ha dicho que el liderazgo es influencia, que el liderazgo es la capacidad de dirigir a seres humanos y construir organizaciones de impacto. Sin embargo, la pregunta sigue siendo la misma: ¿Qué hace que los demás vean al líder como líder? ¿Qué hace que los demás decidan seguir a alguien? La respuesta es EL SERVICIO.

La gente sigue al líder porque el líder les sirve. De uno o de otro modo, el líder les sirve. Les es útil. Es una suma para ellos. Bien sea que el líder les haga sentir mejores de lo que son, o bien sea que ellos sientan que con el líder están aprendiendo algo nuevo, el liderazgo es siempre servicio.

SI usted lee el libro de libros y va a Mateo 20:27, allí podrá leer un versículo que dice: “y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo.” Son palabras pronunciadas, hace más de dos mil años, por Jesús, el joven rabino.  “Si alguno quiere ser primero entre nosotros será nuestro servidor.”  No dice: “será nuestro jefe.” “será nuestro mandamás.” Dice: SERÁ NUESTRO SERVIDOR.

Cuando en un equipo hay un problema, ese problema siempre será un problema del líder. El líder no huye al problema. Si el líder entra al baño y encuentra un papel en el piso, el líder no gritonea llamando al chico de limpieza. El líder recoge el papel y lo pone en el tacho. Lo hace en silencio. El líder dice: “si encuentro un problema, yo soy la persona a cargo.” Líderes siempre están pensando en ayudar. En facilitar. En sumar. Ellos se preguntan: ¿Cómo puedo hacer que esto sea mejor para ellos? Su motivación no es tenerte como seguidor, sino servirte para que ya no dependas de ellos. Por eso los líderes enseñan, los lideres orientan, los líderes sacan el potencial de su gente. Porque ellos dicen: “voy a enseñarte para que aprendas.” Su modo de servir es muy sencillo: demostrarte que tú puedes. Ayudarte a liberar tu capacidad. Los líderes al principio te alumbran con su luz, pero luego su enfoque está en hacer que te alumbres con tu propia luz. A eso se llama ACTITUD DE SERVICIO.

Esto es algo que debemos anotar: servir no es hacerle las cosas a los demás. Servir no es formar flojos. Servir es, esencialmente, INSPIRAR. Es AYUDAR. Pero el liderazgo, por naturaleza, solo puede ayudar a aquellos que se están ayudando. El liderazgo solo inspira a quienes están en la misma sintonía con la visión y el propósito.  Recordemos, además, que la esencia del ser humano es la CONTRIBUCIÓN. Usted tiene dones, talentos y habilidades, con las que puede hacer que este mundo sea mejor… ESO ES SERVICIO.

Previous post

Dinero invertido, dinero multiplicado

Next post

Los ricos son estudiantes del éxito

Carlos Lancot

Carlos Lancot