Historias y Reflexiones

Aunque nada cambie, si yo cambio todo cambia

A veces queremos que las cosas, las situaciones y en general el mundo a nuestro alrededor cambien, pero eso no se puede. Usted no puede cambiar a nadie, solo puede cambiarse a sí mismo.

Marcel Proust decía: “aunque nada cambie, si yo cambio todo cambia.”  Como ve, la clave siempre está en usted. Dentro suyo, y no en otros.

A veces nos matamos buscando en otros lados solución a los problemas, sin darnos cuenta que la solución camina al lado del problema. Cambiando el enfoque, cambia todo el panorama.

No podemos hacer que otros cambien. No podemos meternos en su cabeza y gobernar sus pensamientos. A lo mucho lo que podemos hacer es inspirar a otros, e influir en ellos en tanto ellos lo permitan. Los actos ajenos, son ajenos no nuestros. Las decisiones ajenas, son ajenas no nuestras. Si alguien hace algo que no te gusta… pregúntate: ¿realmente eso te molesta o tú estás permitiendo que eso te moleste? Tu perspectiva sobre los hechos define tu realidad.

En cualquier campo de la vida, bien sea en el aspecto sentimental, en el financiero, en el social o en el académico, tu enfoque mental define cómo te sientes respeto a esa situación. En su libro Los 7 Hábitos de la gente Altamente Efectiva, el autor refiere que una de las grandes capacidades del ser humano es su capacidad para elegir.  Estamos eligiendo todo el tiempo. Nosotros elegimos qué sentir, qué hacer, qué pensar. Pero a veces no somos conscientes de ese poder y entonces nos quedamos en el papel de víctimas. Por ejemplo, refiere el autor: “la gente no te hace cosas…la gente hace cosas y tu permites que esas cosas te afecten.” Si al frente tuyo hay una pared que no te deja ver, la solución PUEDE que no sea derribar la pared. Eso puede ser desgastante. La solución puede ser que usted se mueva… Piense: luchar contra la pared puede ser desgastante, tedioso. En cambio, moverse e ir más allá, puede ser menos más revitalizador. Por eso, si usted cambia, el modo en que usted ve las situaciones va a cambiar.

Previous post

No estás aquí para cumplir con las expectativas de la gente sino para cumplir tus sueños

Next post

Si no estás creciendo, estás muriendo

Mundo de Millonarios